icon-net

Red de Oficinas

Consultar

icon-phone

91 555 49 38

generado por JavaScript

Actividad inventiva

NOTICIAS

INICIO/NOTICIAS

Actividad inventiva

Actividad inventiva

En un estudio de ámbito mundial elaborado por la OMPI sobre el requisito de actividad inventiva, su definición y su evaluación pone de manifiesto que a pesar de la existencia algunas diferencias entre los distintos estados y regiones, éstas no son significativas y existe un alto grado de armonización en relación con el requisito de evaluación más complicada.

Y al mismo tiempo de mayor relevancia para que las patentes sólo se concedan a invenciones que lo ameriten, de manera que el sistema de patentes cumpla con su función social de incentivar la innovación tecnológica, ya que como dijo Johannes Bob Van Benthem, primer presidente de la Oficina Europea de Patentes, en su inauguración: “el éxito de una oficina de patentes estriba en que sea capaz de evaluar adecuadamente el requisito de actividad inventiva”.

En España el requisito de actividad inventiva viene definido en el artículo 8 de la Ley de Patentes 11/1986:

 Artículo 8.

  1. Se considera que una invención implica una actividad inventiva si aquella no resulta del estado de Ia técnica de una manera evidente para un experto en la materia.
  2. Si el estado de la técnica comprende documentos de los mencionados en el artículo  6 apartado 3, no serán tomados en consideración para decidir sobre la existencia de la actividad inventiva.

ompi

El origen

En el estudio se señala que el origen del concepto moderno de actividad inventiva se remonta a una disposición del derecho de patentes francés de 25 de mayo de 1791, en la que se estipulaba básicamente que un mero cambio de la forma o de proporción o de ornamentación no justificaba que la invención gozara de la protección otorgada por el Derecho de Patentes. En concreto, en el artículo 8 del título tercero se afirma:

“…. Ne seront point mis au rang des perfections industrielles les changemens de formes ou de proportions, non plus que les ornemens, de quelque genre que se puisse être.”

corpus du droit

Durante la invasión napoleónica, este decreto francés sirvió de inspiración para el primer decreto español en materia de patentes, promulgado el 16 de septiembre de 1811, cuyo segundo artículo establece:

ART. II. No se reputan por mejoras las que sólo consisten en la hermosura y mejor gusto de las formas, o en adornos que no contribuyen esencialmente a la perfección de la industria.

Posteriormente, se incluyó en la Constitución de 1812 la necesidad por parte de las diputaciones de “proteger a los inventores de nuevos descubrimientos”. Dentro del estudio se indica que tras el decreto francés se introdujo una provisión muy similar en los Estados Unidos en 1793. En el Reino Unido se incorporó el requisito de actividad inventiva en 1932 y en Estados Unidos la “no obviedad” se introdujo en 1952.

¿Es la idea "obvia"?

Para ser considerada una invención, una idea debe suponer una actividad inventiva. La actividad inventiva debe ser no-obvia, esto es, que no se le ocurriría fácilmente a un experto en la tecnología correspondiente.

La palabra “obvio” viene del término latino “en la vía” (ob via), y en el sentido de las invenciones significa algo que sería el paso lógico siguiente en el camino desde el problema a la solución.Decidir lo que es o no obvio puede resultar muy difícil. Muchas invenciones implican la combinación de equipos (por ejemplo, añadir una pequeña linterna a un llavero). El resultado de estas combinaciones puede ser un producto nuevo, pero sus propiedades de funcionalidad pueden ser perfectamente previsibles en cuanto no conoce sus componentes.En este sentido, se consideraría obvio.Un producto en el que un componente se ha sustituido por uno distinto de propiedades equivalentes podría considerarse obvio (por ejemplo, un pequeño muelle metálico que se sustituye por un cono de goma).

idea obvia

En otras situaciones, puede haber un problema nuevo que se solucione con un equipo ya conocido: el proceso “novedoso” para solucionar este problema puede considerarse obvio si sólo existe una solución al problema, y la debe conocer un técnico que se enfrente al problema (el llamado "especialista en la materia").

Más noticias